La firma de moda Louis Vuitton ha lanzado su última campaña publicitaria presentando el proyecto ”Una Celebración del Monogram”, la icónica firma de LV que tanto éxito ha tenido. En el momento de su primer lanzamiento el Monogram fue totalmente revolucionario y un presagio de lo que ocurriría en las décadas posteriores. Esta firma tan personal de LV de mano de Georges Vuitton es la cara visible y universalmente reconocida de la marca, uno de los primeros ejercicios de alto branding y que obtuvo excelentes resultados

La nueva campaña ”Una Celebración del Monogram”, pretende 118 años después, reeditar los clásicos modelos con la colaboración y el sello de grandes del mundo de la moda como Christian Louboutin, Cindy Sherman, Frank Gehry, Karl Lagerfeld, Marc Newson y Rei Kawakubo.

La clásica firma de la marca entra un una nueva etapa que mira de cara al futuro. Sin perder su esencia y tradición se reinventa y adapta a los nuevos tiempos en una colección muy personal que busca seguir manteniendo el éxito del monogram y hacerlo más universal

Louis Vuitton, continuando con su campaña protagonizada por personajes populares de diversos ámbitos, esta temporada ha fichado al actor Sean Connery, y lo ha vuelto a conseguir, su publicidad está por todas partes. ¿Cómo no hablar de las maravillosas fotos hiperrealistas de Annie Leibovitz que muestra una imagen casi onírica de la firma y sus protagonistas?

Antes que él, fueron André Agassi y Steffi Graf, Catherine Deneuve, Mijail Gorbachov, Keith Richards y Sofia Coppola, junto a su padre, Francis Ford Coppola, en imágenes igualmente impactantes, por tratarse de personajes que no estamos acostumbrados a encontrar en campañas publicitarias.

En esta ocasión, el actor aparece retratado en lo que parece un embarcadero, con una playa de las Bahamas, donde reside habitualmente, de fondo. Con su sobrero Panamá, el jersey de cuello alto, los pantalones remangados, y gracias a la pincelada mágica de Leibovitz, Sean Connory representa como nadie la actitud y el espíritu viajero que la marca quiere transmitir, y que actualmente es base de todas sus acciones de comunicación. Junto a él, una bolsa de viaje de la firma modelo Keepall, en su versión “waterproof”.

Este tipo de campañas no deja de ser una gran estrategia ya que, con la exclusividad de los personajes y de una fotógrafa como Leibovitz, consigue un gran impacto tanto en los propios anuncios como en los diferentes medios de comunicación que, al igual que nosotros, no dejan de reportar la campaña como un hecho noticioso.

Llama la atención como la casa parece estar modificando sus estrategias para adaptarse a los nuevos tiempos (publicidad viral) sin perder la tradición que debe distinguir a una marca de lujo. También con los viajes como motivo de fondo, hace poco pudimos ver en cines y televisión como lanzaba su primera campaña audiovisual, dedicada únicamente a reforzar su imagen de marca.